Aplicaciones de retribución flexible

Las aplicaciones de retribución flexible existentes en España

Una vez analizados los softwares disponibles en el mercado, se han recogido las características en una comparativa de aplicaciones de gestión de la retribución flexible. El cuadro es el resumen del estudio de cuatro de las plataformas existentes en España.

1. Cuadro comparativo de las aplicaciones de retribución flexible

Servicios Retribución FlexibleRetriplusEdenredCobeeSNF+
Exportación a nómina
Firma DigitalNoSiNo
Generación automática de solicitud a proveedores
Renovación Póliza Salud por parte del trabajadorNoNoNo
Adaptación a la estructura de la empresa
Alta Tarjeta Comida Comida/TransporteNoSi
App MóvilNoNoNo
Adaptaciones de módulos adhocNoNo
Pago por usuario que utiliza la appNo
Coste2€/mes/usuarioDesde 70€/mes5€/mes/usuario2€/mes/usuario
Actualmente constan otras compañías que se dedican a la retribución flexible, pero también ofrecen otro tipo de servicios vinculados a la gestión de RRHH. Motivo por el cual no se han incluido en este cuadro, centrado en aplicaciones 100% retributivas.

SNF+ (Sistema de nómina flexible), destaca por dar acceso a los siguientes servicios exclusivos de la aplicación. La firma digital accesible a los usuarios que facilita la contratación de los productos, además de la gestión de los documentos y la renovación instantánea anual de la póliza, con la que el usuario aprueba el nuevo contrato del año que se comunica automáticamente al a la compañía aseguradora ahorrandole el papeleo derivado de esta acción a la empresa.

A día de hoy, SNF+ ya está desarrollando la aplicación móvil que se espera esté disponible para finales de año.

2. Las características y ventajas de contratar estas aplicaciones

La retribución flexible permite ahorrar alrededor de un 10% (porcentaje que variará según el bruto) en exenciones fiscales y descuentos al gestionar productos como el ticket restaurant, ticket transporte, la formación, la guardería o el seguro de salud a  través de la organización.

Ventajas de trabajar con aplicaciones de retribución flexible

Algunas de las ventajas de acceder a este tipo de servicio, utilizando las aplicaciones de retribución flexible, son que gracias a esta herramienta la empresa puede gestionar precios colectivos de los seguros de salud o vida. Así como condiciones más favorables en la contratación de otros productos.

Este tipo de negociaciones culminan con un precio por cada producto sensiblemente más económico que si el empleado fuese solo a contratarlo. Por tanto, con las ventajas económicas para ambas partes (teniendo en cuenta que la inversión que realiza la empresa es mínima) se consigue trasladar la economía de escala al empleado.

Los servicios de retribución flexible mejor valorados por los empleados según Adecco

Según el informe de Infoempleo Adecco publicado en 2019, el año 2020 en España el 69,93% de las empresas ya ofrece la retribución flexible a sus empleados. Este porcentaje ha crecido muy ligeramente en los último tres años, tan solo un 0,67%. Así mismo, el estudio revela cuales son los servicios retributivos más y menos valorados por los trabajadores.

Los mejor valorados son:
  • El seguro médico 35,88%.
  • La formación externa 26,78%.
  • Los planes de pensiones 22,85%.
  • Los tickets restaurant o comedor 19,92%.
Los peor valorados son:
  • Los tickets para transporte público 14,27%.
  • Las acciones 7,79%.
  • El ticket guardería 6,42%.

· Entrada relacionada: Los sistemas retributivos disponibles en el 2020

3. Cuando comienza la retribución flexible a ser atractiva y susceptible de uso en España

La consulta vinculante que abre puertas a la utilización de los sistemas retributivos

El uso de la retribución flexible en España es posible a partir de 2004, tras la reforma del Real Decreto Legislativo 3/2004, de 5 de marzo (B.O.E. de 10 de marzo): artículos 16, 46 y 47.

En concreto, el artículo 16 que especifica:

“Las rentas que deriven de las relaciones laborales entre la entidad consultante y sus empleados, consistentes en la utilización, consumo u obtención por éstos y para fines particulares de determinados bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, en principio constituyen para aquellos rendimientos del trabajo en especie.”

Extraído de la reforma del Real Decreto Legislativo 3/2004, de 5 de marzo (B.O.E. de 10 de marzo): artículos 16, 46 y 47.

Esta y otras especificaciones publicadas en la consulta vinculante realizada en 2005 a la Dirección General de Tributos (DGT), en la que se responde a diversas cuestiones relativas al tratamiento en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de las retribuciones en especie percibidas por los empleados en aplicación del denominado “Plan de Compensación Flexible “; se determina y normativiza el uso de la retribución flexible, así como de los servicios y productos vinculados a esta.

La expansión de la retribución flexible a nivel empresarial

Después de la crisis de 2008 y la lenta recuperación económica experimentada en el país, las empresas redujeron el aumento de sueldo a nivel general y los incentivos económicos.

Aunque no fue hasta diciembre de 2013, que los productos que hoy se ofrecen dentro de la retribución flexible, como los vales comida que eran pagados por la empresa como un beneficio al empleado, pasaron de estar exentos de cotización a la seguridad social a estar sujetos a dicha cotización. Dicho cambio supuso un aumento del coste que debía asumir la empresa respecto a estos productos, lo que creó una oportunidad para la extensión de la retribución flexible a un mayor número de empresas.

Como consecuencia de esta modificación en el sistema de cotizaciones, las empresas que no podían ofrecer un aumento salarial, ya que no tenían capacidad de asumir los costos significativos que supone incrementar el sueldo o ofrecer incentivos económicos en forma de objetivos (variables) o de ticket restaurant/comedor, empezaron a plantearse el uso de la retribución flexible como un atractivo para añadir valor y mejorar la situación laboral de los trabajadores, permitiendo al trabajador emplear parte de su salario bruto mensual para la contratación de servicios de salud, comida, guardería, formación, etc., sin que supusiera un gasto añadido para la empresa. 

Por ello y amparados en el reglamento del IRPF que considera exenciones en productos o servicios concretos que son suministrados por la empresa a sus empleados, las compañías y los trabajadores pueden acogerse a la retribución flexible, siempre que los empleados abonen el coste del servicio o producto con su salario (dinero que sí está sometido a tributación).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.